miércoles, 19 de marzo de 2014

El viejo guitarrista de Pablo Picasso para niños

Este cuadro es uno de los más representativos de la etapa azul de Pablo Picasso, que se desarrolla entre los años 1901 y 1904.
Como generador de la etapa podemos decir que Picasso se sintió muy influido por la muerte de un amigo suyo, poeta, que se llamaba Carlos Casagemas, el cual se suicidó tras un revés amoroso con una chica (en el que quizás Picasso tuvo influencia). La muerte de su amigo hace que cambie radicalmente su forma de pintar y nos introduzca en una etapa donde el color predominante es el azul, pero como vemos este color no aparece solo en el fondo o en la ropa del personaje, sino que las tonalidades de la piel también son azules, a veces más oscuras o más claras, pero el azul esta presente en todo el cuadro y en los personajes representados.
Hay un par de características más que podemos apreciar en esta etapa y que también se ven perfectamente en el cuadro. La primera de ellas es que los personajes que representa en esta etapa están bastante tristes, no es un momento alegre en su vida y ese pesimismo general que invade a Picasso podemos apreciarlo en obras como la que tenemos delante u otras como La Vida, una desgarradora historia sobre las escasas posibilidades de triunfo de un pintor sin futuro.
También en este momento Picasso siente una identificación con la gente más humilde, con los desarraigados de la sociedad, con los pobres (seguro que su ideología comunista y su juventud, tiene solo 20 años, son aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de ello). Da impresión de que el personaje que tenemos representado no es un rico sino más bien un pobre hombre ciego que toca la guitarra en la calle por unas monedas. Para reafirmar esto no tenemos más que mirar su ropa y ver como en el hombro le falta parte de la misma, dando sensación de llevar una camisa vieja y raída.
Sin duda una de las obras mas representativas del pintor en este momento en el que se inicia, tras superar su etapa costumbrista, un camino que desembocará en el cubismo con su cuadro más conocido y primera obra cubista de la historia del arte, Las Señoritas de Aviñon, pintado en el año 1907.

No hay comentarios:

Publicar un comentario