miércoles, 19 de septiembre de 2012

El templo de Artemisa en Efeso


Este expléndido templo griego era considerado como una de las siete maravillas del mundo antiguo. Fue construido en el año 550 a.c. y destruido en el año 356 a.c. debido a un incendio intencionado, provocado por un pastor de nombre Erostrato, con el fin de conseguir fama a cualquier precio, cosa que sin duda consiguió hasta hoy en día. Alejandro Magno (que nació el mismo día del incendio del templo) mandó reconstruirlo y así se hizo en el 323 a.c. Finalmente fue destruido por los godos en el saqueo de la ciudad en el año 262 d.c.
La ciudad de Efeso se encuentra en lo que actualmente es Turquía, era uno de los puertos comerciales más importantes de Asia Menor. Allí se habían establecido los jonios en el siglo IX a.c aproximandamente.
Los habitantes de la ciudad rendían culto a Cibeles que con la asimilación de la cultura griega se transformo en Artemis, diosa fruto de la unión de Zeus y Leto, hermana gemela de Apolo, era diosa de la caza y de los animales salvajes. También era la diosa del parto, de la naturaleza y las cosechas.
El arquitecto del templo sería el cretense Quersifron, aunque en los 120 años que suró la construcción se sucederían varios arquietctos al frente de la misma.




Reconstrucción templo de Artemisa en Efeso

El templo está completamente destruido pero Plinio el Viejo hace una descripción del mismo, indicando que estaba construido en marmol en su mayoría y contaba con 127 columnas de 18 metros de altura, tendría unos 115 metros de ancho y 55 de largo, contando en su frente con una triple fila de ocho columnas, siendo nueve en el fondo y 21 en los lados. En el interior la cella también estaría dividida en tres naves por medio de columnas. La altura total del templo sería nada mas y nada menos que de veinte metros. Para acceder al templo había que subir una escalinata de 10 peldaños, por tanto el templo descansaba sobre una plataforma.
Los techos y entramados estaban realizados en madera de cedro y las puertas que conducían a la cella en madera de ciprés decoradas con oro.
En el interior del santuario se guaradaba la estatua de Artemisa, una obra de dos metros de altura, realizada en madera con decoraciones en plata y oro.
Para ver las diferentes elementos de un templo griego seguir el enlace.


Planta templo de Artemisa en Efeso

1 comentario:

  1. Sin duda una maravilla del mundo antiguo...

    ResponderEliminar