miércoles, 16 de enero de 2013

Pintura románica. La iglesia de la Veracruz de Maderuelo en Segovia

Mas bien deberiamos decir que estas pinturas de Maderuelo llevan solo el nombre porque en el año 1947 fueron trasladadadas al Museo del Prado que es donde actualmente pueden contemplarse, habiendo en la ermita del pueblo una reproducción de las mimas. Un pueblo que en la actualidad cuenta con solo 167 habitantes, pero de gran belleza natural, situado en la zona noreste de Segovia lindando con las provincias de Soria y Burgos.


Ya hemos hablado en el blog de las características de la pintura románica y la tecnica del fresco que suelen utilizar para realizarla. También hemos visto algunos ejemplos como la iglesia de San Clemente de Tahull como uno de los más significativos.
En la Ermita de la Veracruz de Maderuelo se puede observar un gran pantocrator en la bóveda, destacando el cordero que se representa en la parte central, flanqueado por la ofrenda de Adán y el Sacrificio de Melquisedec.


Pero nos parece mucho más interesante esta pintura que representa dos escenas, en la parte izquierda la creación de Adán, donde vemos a Dios ayudandole a incorporarse y dándole la bienvenida al paraiso. Es cuiroso observar coo el cuerpo de Adán esta desnudo pero cruza las piernas de manera que no pueden verse sus partes, se hace especial hincapié en las costillas de Adán, para que nos demos cueta que tiene una más que las que cualquier ser humano, ya que estamos en un momento en que no se ha dado a vida a Eva de una costilla de Adán según indica la tradición bíblica.
El tema de la derecha representa el pecado original, , aparece el arbol de la vida, la serpiente que les tienta para comer y vemos como en ese momento sienten verguenza y tratan de taparse su desnudez con unas hojas de parra que encontraron por allí. Además Adán se lleva la mano a la garganta porque cuenta la tradición que cuando traga la manzana prohibida se atraganta, de tal manera que la nuez sale para afuera destacando respecto a la de la mujer, por eso suposición de la mano derecha. 
Curioso también resulta el nombre de Adán que aparece scrito en la divisón de las escenas, con solo tres letras, ATM, Atam-Adan

2 comentarios:

  1. Siempre me gustó la pureza, el simbolismo y la simplicidad formal de la pintura románica. Muy bien explicada estas pinturas murales para jóvenes. Un cordial saludo desde ArteTorrherberos.

    ResponderEliminar