miércoles, 27 de noviembre de 2013

El pintor Wassily Kandinsky para niños


Kandinsky es un pintor con mayúsculas, uno de los artistas que revolucionan la pintura del siglo XX con sus obras. Primero vamos a tratar de acercarnos a su vida para conocer un poco mejor el porqué de su obra. Si tenemos que contar a los niños una pequeña biografía de Kandinsky debemos decir que era de origen ruso, nació en una zona cercana a china en el año 1866, aunque también residió en otras zonas de Rusia como Moscú y Odesa. Tenía gran interés por la pintura pero no será hasta que vea una exposición de impresionistas en Moscú cuando se decante finalmente por esta opción sorprendido por algunas de las obras que pudo ver allí en el año 1895.
Pasará los siguientes años de su vida en Alemania, asentado en Munich principalmente, aunque la revolución rusa le cogerá en Moscú y con regimen ruso va a colaborar durante unos años en diferentes proyectos educativos para después regresar a Alemania (el régimen nazi declaró sus obras como degeneradas y muchas fueron destruidas). Se dedico a la enseñanza y dicen que era muy buen profesor, también uno de los grandes teóricos de la pintura, algunos de sus escritos son muy conocidos y apreciados por la crítica, teniendo plena vigencia en nuestros días, por ejemplo su obra De lo Espiritual en el Arte, que suele citarse en muchos comentarios de arte contemporáneo por su concepción acerca del color y las formas en las obras. Pasó sus últimos días en Francia, donde vivía desde 1939 en que adquirió la nacionalidad del país galo, allí falleció en el año 1944.




Acerca de su técnica debemos decir que cuando Kandinsky miraba el cuadro no era para él lo mas importante los objetos que aparecían en el mismo sino los colores de formaban parte del mismo y la fuerza que estos adquirían en la obra. Así en su obra se va produciendo una evolución desde del realismo objetual, en ocasiones cercano al fauvismo en el uso del color, a la abstracción, siendo una acuarela del artista pintada en el año 1912 la primera obra abstracta de la historia del arte (se trata de la obra que podemos ver bajo este texto). Gracias al arte abstracto se produce según el pintor una nueva época de esplendor para la pintura. El arte de este nuevo lenguaje debe basarse en el color pero no aplicado de forma aleatoria sino con unas reglas que deben seguirse para que la gradación del mismo sea correcta y agradable a los ojos, por ejemplo el amarillo es un color de interior, mientras que el negro es un color de cierre, por poner un ejemplo.


Sus obras poco a poco se van acercando a la abstracción geométrica, porque serán este tipo de formas las que predominen en sus cuadros, combinando con líneas, puntos y el uso del color como si fuera una composición musical, afición que tenía desde joven ya que escuchaba música mientras pintaba, tratando de representar su experiencia interior, combinada de manera mágica, cálida y agradable, adquiriendo este tipo de formas un protagonismo tan grande y tan importante como el que tiene el color en el cuadro. Así el amarillo es un color más cálido frente al azul que tiende más a la frialdad, aunque también representa la calma. La claridad es el blanco y por el contrario el negro representa la oscuridad, el blanco permite y el negro niega, representa el silencio eterno. El rojo es cálido, alegre y agotado, mezclado con el negro nos produce marrón que preludia cierta tensión, mientras que si lo mezclamos con amarillo nos produce un color cálido y agradable como es el naranja. Azul y amarillo nos producen verde, un color que alude a la calma.


1 comentario:

  1. Esta página de Kandinsky me ha gustado mucho y me ha dado toda la información que necesitaba, y además está muy bien explicada para que los niños lo entiendan.
    GRACIAS

    ResponderEliminar