domingo, 5 de octubre de 2014

El postimpresionismo explicado a los niños

El estilo postimpresionista, como su nombre indica, da lugar a aquellas manifestaciones artísticas que se producen posteriormente al impresionismo y que abarcan cronológicamente fechas cercanas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.


Se trata de autores que conociendo el impresionismo continúan con el mismo estilo pero añadiendo nuevas características. Para conocer un poco mejor las características del impresionismo, en este blog hemos dedicado un post al impresionismo para niños.
Quizás el pintor más conocido de la época postimpresionista sea Vicent Van Gogh, aunque también hay otros que son reconocibles dentro de este estilo, como Paul Cezanne o Paul Gaugin. Una de las características del postimpresionismo es que reacciona contra el movimiento anterior, demasiado limitado, los artistas postimpresionistas amplían el campo de acción y representación en unas obras impresionistas que parecían demasiado encorsetadas.
Los pintores impresionistas reaccionaron contra el estatus general de la pintura y se independizaron de las obligaciones que suponía el encargo de algún poderoso, deciden salir a la calle y representar el paisaje, mostrar como la luz influye a diferentes horas del día sobre un mismo objeto o monumento. Pese al rechazo inicial poco a poco su pintura comenzó a ser reconocida.
Si tenemos que definir el postimpresinismo para niños diremos que bebe de las mismas características del impresionismo, son pintores liberados de encargos, obsesionados con la representación de la naturaleza, utilizan el mismo tipo de pincelada, es decir la impresión, si estamos muy cerca nos parecerá que el cuadro está formado solo por manchas, pero si nos vamos alejando la imagen se irá componiendo de manera que nuestro cerebro transforma esos pequeño toque o manchas en una imagen reconocible. Algunos utilizarán las manchas de forma violenta, recordemos algunas de las obras de Van Gogh en las que parece que en vez de utilizar el pincel las manchas gruesas dan impresión de haber sido extendidas con alguno de sus dedos. 
Los pintores postimpresionistas recuperan la importancia del dibujo y tratan no solamente de captar la luz sino la importancia que tienen los objetos y personas que componen el cuadro. Frente a un impresionismo que había diluido la forma de los objetos a representar el postimpresionismo vuelve a dotar de expresividad esos objetos y figuras humanas. Utilizan muchos colores en contraste para poder dircernir perfectamente las diferentes formas, Serán unos artistas muy influyentes en la generación posterior y el inicio de las vanguardias históricas.
Como hemos dicho estos pintores pese a practicar el impresionismo tratan de ampliar alguno de los temas planteados por el movimiento anterior, por ejemplo Cezanne se interesó por las relaciones que existían entre volúmenes y superficies, será un precedente de la eliminación de la tercera dimensión que utilizará Picasso en sus cuadros cubistas.
Gaugin tendrá cierto interés por el arte popular. El uso del color es muy expresivo, con tonos fuertes y a veces repartidos de forma arbitraria.
Por su parte Van Gogh representa en muchas ocasiones la naturaleza, pero también encontramos parte de su intimidad en sus violentas pinceladas, no tenemos más que pensar en alguno de sus autorretratos o bien en la pintura de su propia habitación, temas alejados de la estética impresionista. Se trata de pinceladas muy curvas que tratan de expresar angustia y desconsuelo.
Tolouse-Lautrec por su parte se centra en los bajos fondos de la ciudad de París, salones llenos de bailarinas, actrices y prostitutas, tratando de captar el movimiento en una pintura donde se mezcla lo grotesco y la caricatura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario