domingo, 20 de septiembre de 2015

La Cueva de Altamira para niños

Situada en la región de Cantabria la Cueva de Altamira siempre se ha calificado como la Capilla Sixtina del arte prehistórico debido a la calidad de las pinturas conservadas en su interior. Unas obras que fueron realizadas a lo largo de los años ya que por mucho tiempo el ser humano estuvo viviendo en ese lugar, desde el 35.000 al 13.000 antes de cristo, son varios miles de años en los cuales se hicieron tanto pinturas de diferentes animales como extraños símbolos mucho más difíciles de interpretar.


Las pinturas se encuentran a lo largo de toda la cueva y están pintadas en todos los lugares, tanto muros como techos en las diferentes salas de la cueva, quizás la mas conocida es el techo de una sala que se encuentra llena de bisontes, pero hay muchos otros lugares con pinturas dentro de la cueva.
Es muy posible que estas representaciones animales tengan un carácter icónico, el deseo de acceder a estos animales para unas comunidades que viven de la caza tienen mucho que ver con su representación.
Se utilizan dos colores, el carbón negro y un pigmento de color rojo, a veces solo el negro, a veces combinado como ocurre con los conocidos bisontes en los cuales se pintaba la forma en color negro y se rellenaba con el color rojo, incluyendo detalles en negro como el vientre o el pelo de la joroba, también se grababan algunas partes del cuerpo como los ojos, los cuernos o el pelo del cuello. Algunos bisontes adoptan la forma del relieve de la cueva adaptándose de forma perfecta al relieve de la cueva.
Pero no solamente se representan bisontes sino que también encontramos otros animales como caballos o ciervos.


Mas complicados son algunos símbolos de forma rectangular subdivididos en diferentes cuadrados de distintos tamaños que aparecen también en la cueva, se ha apuntado a símbolos cercanos a la fertilidad o bien a cuestiones de tipo religioso que nos son desconocidas. También podemos encontrar manos representadas en color rojo en positivo y en negativo que podemos asociar con firmas o hechos de los habitantes de la cueva.
La Cueva ha sufrido diferentes problemas de conservación y le afecta sobremanera la presencia humana y el aumento de temperatura que supone de respiración dentro de la misma, por esa razón la cueva se encuentra cerrada desde hace años. Actualmente se permite solamente una visita semanal de cinco personas y 37 minutos de duración con unas medidas muy estrictas en la forma de vestir e iluminación de la cueva, el día en que se celebra la visita es los viernes. Existe la posibilidad de visitar el Museo de Altamira que reproduce partes de la cueva de forma exacta.


1 comentario:

  1. Hol. lo ideal es que todos pudieran vivistar las Cuevas de Altamira... una información muy valiosa. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar