domingo, 18 de octubre de 2015

Los girasoles de Vicent Van Gogh para niños

Se trata de una de las obras más conocidas del pintor y una de las que más repercusión mediática ha tenido, ya que en el año 1987 un magnate japonés llegó a pagar el record adquirido por un cuadro en una subasta, una posición que ha sido superada por otros artistas a los largo de los años, pero donde se encuentran un elenco reducido de pintores, entre los que aparece Van Gogh.


Es un contraste importante que Van Gogh adquiera record en alguna de las subastas mientras pasó la mayoría de su vida pasando grandes penurias económicas y subsistiendo gracias a la ayuda que le proporcionaba su hermano Theo.
La obra que nos ocupa fue pintada en el año 1888, como sabemos Van Gogh era holandés, pero por recomendación de su hermano y tras el fallecimiento de su padre, se estableció en París, donde entró en contacto con los más importantes pintores del momento. En ese momento en París estaba de moda el impresionismo y Van Gogh junto con otros artistas quería renovarlo. 
En París Van Gogh no se encontraba a gusto, tenía demasiada presión para trabajar y quería un lugar mucho más tranquilo, así que Tolouse-Lautrec le recomendó que se trasladar a Arles, en el sur de Francia, al lado del mediterráneo, allí se trasladó en el año 1888. No se encontraba solo pues su amigo Gaugin también estaba en la zona y realizaba allí sus trabajos. Es curiosa la relación de amistad con Gaugin, podía pasar por ejemplo de adornar la casa de Van Gogh con cuadros de girasoles para agasajar a Gaugin cuando iba a visitarle a discutir y amenazarle con una navaja de afeitar con la que el propio Van Gogh se cortó una oreja e ingresar en un psiquiatrico para allí refugiarse únicamente en el trabajo.
Van Gogh pasó un año en Arles pero fue muy fecundo en su obra. Como decimos, no existe solo un cuadro de Los Girasoles, sino que pintó varias versiones variando en algunos casos el color o el número de girasoles que aparecen en un jarrón, llegando a realizar hasta 7 cuadros con el mismo tema. Como decimos con la finalidad de decorar su casa para una visita que iba a hacer Gaugin.
Hay que destacar el uso del color, sobre todo del amarillo, el color favorito de Van Gogh, el que podía expresar de una mejor manera su estado de ánimo en un lugar donde la luz y el colorido tiene un encanto especial. Otro de los aspectos que destaca en la obra de Van Gogh es la fuerza con la que pinta, en gruesas pinceladas que parece que extiende de forma muy brusca, como si estuviera apretando el lienzo con ellas, como si en vez de utilizar un pincel lo hiciera con alguno de sus dedos. A veces da la sensación de que Van Gogh está pintando con rabia.
El contraste de color en todos los cuadros donde representa girasoles es uno de sus aspectos más destacados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario