miércoles, 17 de febrero de 2016

El artista pop Keith Haring para niños

Las imágenes de Keith Haring forman parte de subconsciente colectivo y son ampliamente reconocibles gracias al merchandising que han generado, creando una iconografía pop muy cercana al gusto de la gente.


Haring es un artista americano, nació en la localidad de Reading, en el estado de Pensilvania. Fue en el año 1958. También debemos decir que Haring falleció tempranamente en el año 1990 victima, como otros mucha otra gente en ese momento de la enfermedad del SIDA.
Su trabajo está muy unido a la cultura urbana de la ciudad de Nuva York y aparece como un continuador de la cultura pop que había tenido un gran desarrollo durante los año 70 con figuras como Andy Warhol.
El dibujo forma parte de su trabajo desde muy joven, era un maniático del dibujo. Pero para pulir su forma de hacer estudio arte en una escuela de Pittsburg para trasladarse posteriormente a Nueva York, donde finalmente desarrollara su estilo.


La obra de Keith Haring tiene un origen callejero, esta muy unido al graffiti, de hecho fue detenido en varias ocasiones por pintar en lugares públicos, podemos considerarle como un pionero del arte urbano, pero sus figuras son tan reconocibles que se trata de uno de los primeros artistas callejeros que se hicieron hiperfamosos. Ahora estamos más acostumbrados al triunfo de estos artistas, Bansky puede ser un buen ejemplo, pero existen artistas urbanos con maravillosas intervenciones que viajan de ciudad en ciudad dejando pinceladas de su arte. Haring en este aspecto es un pionero y punta de lanza en este aspecto.
Muchas de sus obras buscan inspiración en formas cercanas a los dibujos animados que se emitían en ese momento en la televisión americana. Muchas de sus obras en la calle fueron realizadas con tiza, bien blanca o de diferentes colores, en vez de spray como solían usar otros graffiteros del momento.
Su iconografía ha inundado todo tipo de merchandising, sus formas simples conectan perfectamente con la demanda del público. Pese a su temprano fallecimiento su obra ha trascendido debido a su simpleza y al mismo tiempo por su originalidad.
Es muy fácil trabajar con niños gracias a la obra de Keith Haring, ya que se puede trabajar con las siluetas de los pequeños para crear diferentes posiciones tanto de piernas como de brazos y después, en estas figuras grandes rellenar de color las siluetas con distintas tonalidades. Haring no parece un artista difícil para que los pequeños puedan reproducir su trabajo.


2 comentarios: