domingo, 10 de julio de 2016

El pintor Edgar Degas para niños

Degas es un artista que se mueve en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, regularmente se le asocia con el grupo de los impresionistas, del que formó parte, aunque como veremos él mismo no se consideraba un pintor impresionista.


Una pequeña biografía de Degas nos dice que nació en París en 1834 en una familia sin tradición pictórica. Se quedó bastante joven sin madre y aunque realizó estudios de derecho, nunca los tomó demasiado en serio, siendo su verdadera pasión tanto el dibujo como la pintura.
Habrá un artista que marca su vocación hacia la pintura y sobre todo el realismo, estilo con el cual el pintor se definía, se trata de  Dominique Ingrés, el cual le recomendó trazar numerosos dibujos con múltiples líneas tomadas de la realidad que le harían convertirse en un buen artista. Su obsesión por Ingres le llevó a coleccionar varios cuadros y dibujos del artista que conservaba en su colección particular.
Degas comenzó practicando la pintura de historia, muy de moda en Francia en ese momento, pero pronto empezó a interesarse por el movimiento con temas en algunos casos relacionados con el uso del caballo.


Pasó un año de su vida en Estados Unidos, concretamente en Nueva Orleans, a su regreso no deacuerdo con el arte académico, se integró en el grupo de los impresionistas, con los que realizó varias exposiciones. Como hemos dicho Degas no se definía como un pintor impresionista, en primer lugar no le gustaba la pintura al exterior sino que sus obras representan interiores, en segundo lugar no comparte la obsesión por la luz y como ésta incide en el cuadro, como algunos de los pintores de su época. En cambio si se aprecian características impresionistas en el uso del color y en la forma de extender la pintura, que se puede apreciar muy bien en sus representaciones de bailarinas de danza, que suponen los trabajos más conocidos del autor, muchos de ellos realizados para poder hacer frente a las deudas contraídas por uno de sus hermanos, tras el fallecimiento de su padre.
Tuvo también gran interés por la fotografía desde finales del siglo XIX, usando muchas de las instantáneas tomadas como base para la realización de muchas de sus obras pictóricas.
Era partidario del aislamiento social del artista para dedicarse plenamente a la creación y a la obra, ello le llevó a pasar completamente solo los últimos años de su vida, durante los cuales ni siquiera pudo producir nueva obra, debido en parte a una enfermedad en los ojos, que no le permitía ver con facilidad. Falleció en París en el año 1917.


No hay comentarios:

Publicar un comentario