miércoles, 15 de febrero de 2017

El templo romano arquitectura y ejemplos

Los romanos vivían la religión de una forma muy particular. De hecho era muy común tener un pequeño altar en cada casa, donde el paterfamilias se encargaba del culto eligiendo los dioses que podían serle más favorables dependiendo de su profesión o las circunstancias de su vida civil. Si un dios no le convencía directamente lo abandonaba y se decantaba por otro que pudiera concederle sus peticiones. Frente a este culto particular con cientos de dioses diferentes, tenemos un culto más social que está representado dentro de los diferentes templos de la ciudad, lugares de encuentro y símbolo de unión de la expansión romana. 


Estos templos están dedicados a los diferentes dioses de acuerdo con la mitología romana, que como sabemos tiene gran influencia etrusca y griega, con pequeños aditivos de los dioses egipcios que podemos contemplar en algunos atributos. Jupiter, Juno y Minerva forman la triada capitolina, es decir eran los más recurrentes y populares, aunque tenemos templos dedicados a otros muchos dioses del panteón romano, como por ejemplo Marte o Apolo. En época imperial empezaron a dedicarse templos a la figura de diferentes emperadores que también eran considerados dioses o a los que se le añadía el adjetivo "divino" acompañado de su nombre o el de su familia.
El templo romano sigue el patrón de los templos etruscos (que no han llegado hasta nosotros por estar construidos en madera y otros materiales perecederos). El templo romano se encuentra elevado sobre un podium, al cual debemos acceder a través de unas escaleras. Cuando subimos las escaleras accedemos al pórtico, algunas veces este pórtico es muy amplio y ocupa la mitad del espacio de la construcción. La otra mitad estaría dedicada a la cella, que es como una habitación donde se sitúa la estatua del dios al que está dedicado el lugar. Indudablemente también tienes influencia de los templos griegos.


El modelo que siguen muchos templos será el de la Triada Capitolina (Jupiter, Juno , Minerva) que fue construido en época de la Monarquía romana por el rey Tarquino el Soberbio, estamos hablando del siglo VI antes de cristo.
Estos templos de los que estamos hablando tienen forma rectangular, pero también encontramos ejemplos de templos con planta circular, que contaban también con una pequeña escalera de acceso. Ejemplo puede ser el templo de Vesta realizado en el siglo VI a.c. o el de Hercules Portuno en el siglo I .ac.
Mención aparte merece el Panteón de Agripa, también realizado en el siglo I a.c y que ha llegado integro a nuestros días, aunque asociado quizás más a la idea de monumento funerario que a templo. Cuenta con un pórtico de forma rectangular que nos da acceso a un edificio circular completamente cubierto con una cúpula de casetones horadada en la parte central para permitir el paso de la luz y crear unos efectos impresionantes cuando el sol cuela su luz por este pequeño espacio.

Panteón de Agripa en Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada