domingo, 29 de julio de 2012

El retablo de la Cartuja de Miraflores en Burgos


Esta obra escultórica dentro de la Cartuja de Miraflores, edificio diseñado en 1454 por Simón de Colonia, fue tallada por Gil de Siloe (tallista de origen flamenco que trabajaba la madera y el alabastro con muy minuciosa técnica y gran cantidad de detalles) y policromado por Diego de la Cruz. Debemos situarnos en la segunda mitad del siglo XV, dentro del arte gótico internacional.
Se inspira en la organización de un rosario alemán, es decir hay un motivo dominante constituido por una gran rueda o circulo que encuendra los motivos centrales en unos círculos más pequeños. Estos cuatro círculos mas pequeños incluyen escenas de la pasión de Jesucristo (Oracion del Huerto, Cristo atado a la columna, Cristo con la Cruz a cuetas y la Piedad). Alrededor del gran círculo otros cuatro en los ángulos que incluyen representaciones de los Cuatro padres de la Iglesia y los cuatro evangelistas, cada uno de ellos con su símbolo, Marcos con un león, Lucas con un toro, Juan con un águila y Mateo con un hombre.


En el centro dominando el conjunto, una escena que representa la Trinidad, Crsito crucificado cuya cruz está sujeta por Dios Padre y Dios Espíritu Santo, muy curiosa representaciópn porque en vez de hacerlo en forma de paloma como es la tradición, se representa al Paráclito en forma antropomorfa, es decir con forma humana.
A los pies de la cruz se sitúan las figuras de Maria y Juan Evangelista, presentes en ese momento de la Pasión.


También en la parte inferior encontramos las figuras orantes de Juan II e Isabel de Portugal (padres de la reina Isabel la Católica y fundadores del edificio), junto a ellos escenas evangélicas y esculturas de santos de gran belleza destacando Santa Catálina, María Magdalena, San Juan y Santiago.

(Detalle de Isabel de Portugal orante en el retablo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario