miércoles, 4 de marzo de 2015

La Catedral de Toledo para niños

Toledo era una ciudad histórica muy importante, ya que fue la sede de los reyes visigodos y por tanto era el centro de la Iglesia española, la sede más importante del catolicismo hispano que tuvo que desplazarse durante la época musulmana a regiones más al norte para recuperar su trono en el año 1085 cuando fue recuperada a los musulmanes.
La Catedral esta situada en el mismo lugar en que antes había una mezquita. Pese a la conquista la Catedral no fue iniciada hasta el año 1209 aunque la primera piedra se puso en 1226 pudiendo estar terminada en 1289.
Algunos de los maestros que se citan en la obra encontramos a un Maestro Martín y también a un extraño Petrus Petri (Pedro/Piedra Piedra).
La planta del edificio frente a las otras catedrales góticas clásicas (Burgos y León) presenta cinco naves, quizás el espacio era más grande o bien la Catedral primada de España necesitaba más espacio. Cinco naves con doble girola en la cabecera. Toda cubierta con bóveda de crucería. Es curioso observar la girola, la exterior se cubre con bóveda de crucería y la interior con bóvedas de solo tres nervios, creando espacios triangulares. A los lados de las naves laterales observamos pequeñas capillas  que se abren a la nave. Este esquema de naves y capillas laterales se repetirá en otras muchas catedrales de influencia castellana, como por ejemplo la Catedral de Sevilla que es muy parecida a la Toledo excepto en la zona de la cabecera.
Curioso es observar el coro de la catedral, situado en el centro, quizás porque no había suficiente espacio en la cabecera para los muchos sacerdotes que atendían el culto en la Catedral, por ello lo sitúan en el centro de la nave central, impidiendo con ello desde los pies la visión de la cabecera. Ese esquema servirá de modelo a todas las catedrales españolas, ya que todas sitúan su coro en el centro siguiendo el modelo de Toledo.


El alzado del edificio sigue el esquema de arco apuntado, tribuna y ventana, aunque la tribuna como podemos observar queda reducida a la mínima expresión, ganando en importancia la ventana y la vidriera frente a otras expresiones. Hay diferencia de altura entre la nave central y las naves laterales, lo observamos tanto al exterior como al interior, no es tan exagerada como por ejemplo en la Catedral de León, pero sigue el esquema clásico de construcción de catedral gótica.



1 comentario:

  1. Genial, me ha servido mucho para un trabajo.

    ResponderEliminar