domingo, 5 de junio de 2016

El pintor informalista Antonio Saura para niños

Saura es uno de los grandes representantes del informalismo español. Un estilo que tiene su origen en la década de los cuarenta y sobre todo durante los años 50, cuando alcanzará su máxima expresión y encontramos a los autores más representativos de este movimiento como pueden ser Antonio Tapies, Manuel Millares, Josep Guinovart, Lucio Muñoz, Joan Hernadez Pijuan o el escultor Martín Chirino, por citar algunos de los más importantes, aunque no todos, por supuesto.


Conviene tener en cuenta cuales serían las características del informalismo que luego vamos a ver aplicadas en las obras de estos artistas, en primer lugar un poder emergente de la materia en extensión, es decir de la mancha. En segundo lugar el poder de la materia en profundidad y relieve, es decir crear texturas con la propia pintura. En tercer lugar modificar el espacio sobre el que se producen estas texturas, en algunos casos como el de millares creando agujeros atravesando los cuadros. Por último el uso de la abstracción  que técnicamente se expresa como la disolución absoluta o casi total de la imagen de cualquier orden, imitada o inventada, figurativa o geométrica conduciendo a establecer una relación especial entre textura y estructura.


En este ambiente debemos encuadrar las obras de Antonio Saura, un artista nacido en Huesca en el año 1930 y que falleció en el año 1998. No estudió Bellas Artes de forma específica y su afición por la pintura le llega tras una larga enfermedad en la que debe pasar grandes periodos en la cama cuando contaba con solo 14 años. Tras ello solo tendrá una gran inquietud por descubrir mas cosas relacionadas con la pintura, con viajes a París y otros lugares europeos que hacen transformar su pintura, desde un comienzo en el cual se aprecian algunas conexiones con el surrealismo a la presencia del informalismo, en el caso de Saura con grandes conexiones con el expresionismo abstracto y la pintura que Jackson Pollock está desarrollando en un momento similar en Estados Unidos.
Saura tendrá relación con todos los grandes artistas del informalismo español, junto a varios de ellos formará el grupo El Paso que estará activo entre 1957 y 1959, Millares, Pablo Serrano, Luis Feito o Rafael Canogar también formarán parte del grupo.
La pintura de Saura está asociada en muchas ocasiones a la creación de personajes conocidos pero que se alteran ante la extensión de manchas creando figuras monstruosas de un fuerte contraste expresionista. Ello es debido no solo a la forma de extender las manchas deformando la figura, sino también al uso de colores negro, blanco o gris que añaden, como decimos, gran expresión al cuadro. Algunas de sus obras remiten a grandes maestros o temas que repite hasta la saciedad como la Cricifixión.
Junto a ello también contamos con una amplia producción de obra gráfica, colaboró en la edición ilustrada de varios libros y también cuenta con diferentes series que sirven para acercar su obra a un público que quizás no puede hacerse con uno de sus cuadros. En estas series el colorido y la cercanía a Pollock se aprecian mucho más que en sus pinturas antes descritas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario