domingo, 26 de febrero de 2017

El arte povera o arte pobre para niños

Esta expresión comienza a utilizarse originalmente en Italia, por eso su nombre en italiano, hacia el año 1967, cuando algunos artistas presentan una serie de obras que tratan de salir del esquema tradicional de materiales que son utilizados para realizar un trabajo artístico.


Los materiales que se utilizaban para la composición de las obras eran de desecho, aquellos que resultaban muy baratos, hablamos de materiales no industriales como por ejemplo, sacos, cuerdas, troncos, trozos de madera, hierro. Estos materiales que ya no tenían ningún uso servían para transformarse en una obra de arte, adquiriendo un nuevo carácter y siendo reutilizados con una nueva función.
Entre los artistas más destacados se encuentra el alemán Joseph Beuys, cuyo material preferido era la grasa y que en sus trabajos conceptuales invitaba al público a participar y mostrar su disgusto con el sistema, no solo político sino también el sistema del arte, excesivamente encorsetado en lo que se refiere a ventas, coleccionistas, museos, crítica. Actualmente es uno de los artistas más considerados por la crítica y como decimos es recordado más por sus acciones en contra del sistema que por las obras físicas que de él se conservan, aunque el mercado del arte hace que cualquier pequeño objeto relacionado con el artista adquiera una gran valor como algo icónico.

Joseph Beuys

Otros artistas destacados son Mario Merz, del cual es muy conocido su iglú realizado en diferente materiales y del cual podemos observar una fotografía en este post.
Los representantes del arte povera buscaban alejarse de la comercialización y exigían la participación del público en implicación con la obra. Se trata pues de provocar una reacción por parte de la persona que lo observa, de llevar a cabo una reflexión sobre aquello que se representa, el material utilizado y la relación que todo ello tiene con la sociedad contemporánea.
La utopía es una palabra repetida en muchas de sus obras, al mismo tiempo en muchas de sus creaciones, que se alejan del la obra tradicional, la improvisación juega un papel importante, la presencia del público y del artista resulta esencial para la creación de la obra, en muchos casos sin importar la cantidad o procedencia de los materiales que se van a utilizar.
La conexión del artista con el entorno, la naturaleza y todo aquello que le rodea, también forman parte de este estilo. Frente a la industrialización de los objetos utilizados por el arte tradicional, los povera reivindican que podemos encontrar en un espacio abierto todo aquello que necesitamos para crear una obra de arte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada