domingo, 19 de octubre de 2014

Claude Monet para niños

Monet es uno de los creadores del movimiento impresionista. Es uno de los pintores que abandona la estética realista que había comenzado a practicar en su juventud por la estética impresionista, pese a que económicamente salía perdiendo con el cambio, pero parece que ese detalle le dio igual y que estaba decidido a pintar con la libertad que le proporcionaba la posibilidad de realizar obras impresionistas. Para conocer un poco mas sobre este movimiento hemos dedicado en este blog un apartado al impresionismo para niños.


Debemos de tener en cuenta la dificultad que los pintores tienen en esta época para poder vender sus obras, ya que no existe un sistema del arte como el que tenemos en la actualidad y a veces son los propios pintores los que tienen que vender directamente sus obras a las personas que quieran adquirirlos. Eso hace que muchos artistas dependen, como le ocurrió a Monet, de ciertos compradores que pagaban precios bastante bajos por sus obras. Manet pudo vivir dignamente gracias a alguno de sus compradores, pero sin ningún exceso con la calidad de las obras que pintaba el artista.
Si tenemos que escribir una pequeña biografía de Monet tenemos que decir que nació en el año 1840 en París, su familia tenía un negocio familiar pero tuvo que trasladarse a El Havre en la desembocadura del río Sena, donde su padre va a trabajar en el negocio de su cuñado. Allí recibió Monet sus primeras clases de dibujo y realizó diferentes caricaturas que le proporcionaron algo de dinero para poder trasladarse a París y recibir clases de pintura. Su familia estuvo siempre preocupada por su formación, aunque discutió con su padre sobre el lugar de formación al que debía asistir. En la década de los sesenta realizará sus primeras exposiciones y sus obras se podrán ver en el Salón de París, no será hasta la década de los 70 cuando realice sus primeras obras impresionistas, concretamente las primeras se expusieron en el año 1874, allí se pudo ver su obra "Impresión, Sol Naciente" obra pintada en 1872 en El Havre y que va a marcar el camino a otras obras del mismo estilo realizadas por el artista. Las críticas eran buenas pero las ventas no coincidían con ellas y como hemos dicho, tuvo que vender a precios bastantes bajos muchas de sus obras.
Los últimos años de su vida están marcados por las cataratas que padeció en sus ojos, pasó casi quince años sin ser operado, recuperó la vista en 1923 aunque estos últimos años descontento y quizás algo deprimido, destruyó varias de sus obras y solo realizó bocetos de otras que no llegaba a terminar. Falleció en el año 1926.
Una de las principales características de su pintura es que siempre estuvo preocupado casi exclusivamente por la luz. Le gustaba salir al aire libre y realizar allí sus obras, nada de trabajar en el estudio sino tomar sus bártulos y directamente ante el  paisaje o el monumento realizar la obra e intentar captar la intensidad de la luz, sus efectos, los cambios sobre ella. 
Decía curiosamente que un cuadro estaba destinado a decorar una pared y que por tanto los colores debían de ser agradables, de esta manera no entraba en problemas estéticos de la pintura, haciendo realmente lo que quería hacer y representando aquello que le apetecía ajeno a modas y discusiones acerca del estilo.
Pese a que son muy conocidas sus obras impresionistas la visión naturalista de sus nenúfares, realizados a partir de 1906 , muestran una delicadeza tremenda a la hora de representan la naturaleza y la influencia de la luz sobre ella.


1 comentario: