domingo, 22 de julio de 2018

La inspiración de Elmer de David McKee

El cuento de Elmer es una de las obras más vendidas en todo el mundo, en una de sus últimas ediciones había alcanzado los 8 millones de ejemplares vendidos, lo que nos da una idea del alcance y repercusión que ha tenido esta obra hasta el momento.


La historia de Elmer tiene que ver con la diversidad y sobre todo con la educación en valores que cada persona tiene que tener. Elmer es un elefante cuya piel esta llena de cuadrados de diferentes colores. Él no está contento con esa situación porque el resto de los elefantes tienen la piel de color gris oscuro mientras que la suya no es así. Ser diferente le hace sospechar del resto de sus compañeros que piensa que hablan más sobre él solo por el hecho de ser distinto cuando en realidad es un compañero apreciado y querido en su comunidad.


Entonces escapa a la selva en busca de un árbol con cuyos frutos puede teñir la piel de color gris. Al regresar se da cuenta de que todos sus compañeros se encuentran bastante tristes porque le echan de menos. Una repentina tormenta hace que desaparezca el color teñido que llevaba en su piel y vuelva a ser el elefante con multitud de colores de nuevo. Sus compañeros le quieren y le aceptan tal como es.
El mensaje es maravilloso ya que ahonda en uno de los temas de mayor debate de nuestra sociedad, hablamos de la diversidad.


Para realizar la figura de Elmer, el autor del cuento se inspira en alguna de las obras que realiza el artista suizo afincado en alemania Paul Klee. No existe otro artista más preocupado por la distribución del color en sus obras. Digamos que el color para Klee era una obsesión y se muestra como un autentico estudioso del mismo en las primeras décadas del siglo XX. Los matices que encontramos en sus trabajos casi no los ha conseguido ningún otro artista.
Fue profesor de teoría del color durante 10 años en la Bauhaus alemana, concretamente entre los años 1921 y 1931. Nosotros aprendemos desde niños cuáles son los colores básicos pero dentro de cada uno de los colores existen tantos matices que podemos crear una lista infinita, como las opciones que encontramos en cualquier empresa de diseño o los colores individualizados que podemos crear en una tienda de pinturas.


En sus obras observamos que algunos colores se oponen a otros, el rojo, por ejemplo, se opone al verde, el naranja al azul y el amarillo al violeta.
Estas teorías del color que explicaba Paul Klee a sus alumnos las aplicaba en muchas de sus pinturas y, como vemos, sirven de inspiración para la creación de uno de los personajes más populares de la actualidad, el elefante Elmer. Klee es un pintor que conecta perfectamente con el trabajo de los más pequeños. Sus complicadas teorías son motivos de inspiración para composiciones simples, como las que puede realizar cualquier niño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario